Venezuela, un país que pude presumir de grandes riquezas en recursos naturales -entre ellas, su reserva de petróleo y de minerales-, así como de un entorno envidiable para el desarrollo del turismo, recursos que podrían hacer de él un país próspero, sostenible y solidario, tristemente, está viviendo una triple grave crisis política, económica y social”. Así comenzaba Gloria Ostos un artículo reciente para la agencia de noticias Europa Press, en el que desgranaba la situación en Venezuela.

Articulo gloria
En él, la consultora apunta al diálogo como una buena herramienta para solucionar conflictos, pero la paz social se fundamenta en la justicia y el respeto a los Derechos Fundamentales que es lo que deben defender las organizaciones multilaterales. En este sentido, Ostos señala que “los presidentes, aun legítimamente elegidos, no pueden invocar respeto a su independencia y a su soberanía nacional, si ellos mismos no respetan ni el estado de derecho, ni el derecho