Noticia_Comunicacion_Politica

Una nueva forma de hacer política invade a los candidatos y a los partidos políticos españoles, en la recta final a las generales del próximo 20 de diciembre. La comunicación política en España, entendida hasta hace muy poco con instrumentos offline, da paso a un nuevo fenómeno dentro del marketing electoral: la Comunicación Política Digital.

Existen numerosos condicionantes que han llevado a un cambio en las reglas del juego de los partidos políticos españoles. Por un lado, la inclusión de internet en la sociedad española ha llevado a que herramientas como las páginas web, redes sociales o los blogs, se conviertan en intangibles para la ciudadanía. Por otro lado, además de los tradicionales azules y rojos, ahora también desarrollan un papel protagonista los naranjas y morados; que sin lugar a dudas, provoca una lucha de titanes donde la competencia y el afán de triunfo es mayor.

Tal y como informaron profesionales del sector en el I Congreso de Comunicación Política Digital, el pasado día 30 de septiembre, en el Congreso de los Diputado; el uso de big data, las apps, o nuevas plataformas como Change.org, Kuorum.org, Osigo.com o Participaciudadano.org, marcarán las tendencias en la comunicación política de cara a las próximos comicios, en España.

Nuevas tendencias que obliga a los políticos a intercambiar mensajes con la ciudadanía mediante el uso webs o portales personalizados, donde los simpatizantes con nombre y apellido, preguntan, proponen y denuncian las carencias del sistema, o toda petición que favorezca a establecer una mejor planificación del nuevo gobierno.

Es evidente, que es necesario albergar herramientas que den respuesta de manera pública, a las preguntas de los ciudadanos. Y es por ello, la emersión de estas nuevas plataformas online, donde los políticos y la ciudadanía confluyen en el debate. Por un lado, el político tiene la oportunidad de responder de manera completa a las preguntas, y los ciudadanos de elegir las cuestiones de mayor relevancia. Por otro lado, es una nueva forma de ‘hacer política’: los cargos electos se involucran junto al ciudadano en la toma de decisiones. Y por último, se desarrolla un nuevo método comunicacional donde el político y el ciudadano proceden a un esquema de ‘tú a tú’.

Además, el uso de numerosas herramientas de google gratuitas, o canales como Youtube y Twitter, se han convertido para los políticos españoles en mecanismos fundamentales para informar y establecer estrategias entre el electorado común. Mientras que la televisión se percibe como menos efectiva; las redes sociales se conciben ya, como una vía fácil para conectar con aquellos usuarios que comprenden entre los 18 y los 50 años de edad.