Un estudiante de 14 años abatido por un policía por manifestarse; el distanciamiento marcado por el presidente Maduro hacia Estados Unidos, con la implantación de un visado para estadounidenses y con la orden de reducción del personal de la Embajada de este país de un centenar a 17; la detención del alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, por una confesión de un militar preso que lo incriminó “bajo tortura” en un plan golpista contra el Presidente en el que también figuraban los nombres de los líderes opositores María Corina y Leopoldo López, etc.

Estas son algunas de las noticias que parece que se han convertido en habituales en el país venezolano, un país en crisis de libertades y democracia, donde la prisión de Ramo Verde se ha granjeado fama internacional por albergar al casi centenar de presos políticos representantes del antichavismo, que Nicolás Maduro mantiene presos, según datos de organizaciones defensoras de los derechos humanos como la Fundación para el Debido Proceso y Venezuela Awareness. Esta cifra parece encaminada a marcar un triste record, si se compara con los 195 presos políticos que tuvo Hugo Chávez en 15 años, lo que significa que el promedio anual de Maduro triplica al que se registró en el gobierno de su antecesor.

Lopez

Es el caso de Leopoldo López, político y economista venezolano, alcalde de Chacao (2000 – 2008), quien ha cumplido recientemente un año en prisión, encarcelado por motivos políticos.

El viernes, 13 de febrero, según informaciones publicadas en medios de comunicación, un comando militar, encabezado por el propio director de la prisión, el coronel Homero Miranda, irrumpió en su celda y en la del ex alcalde Daniel Ceballos, destrozando todo lo que tenían: fotos, documentos, y llevando a ambos dirigentes a celdas de castigo, totalmente aisladas del resto de reclusos. Human Rights Watch (HRW) responsabilizó al Gobierno venezolano de “la vida y la integridad corporal” de Leopoldo López.

Te recomendamos que escuches la entrevista realizada a Leopoldo López en CNN en español emitida el 18 de febrero.

CNN

Escucha la entrevista que CNN realizó a Leopoldo López.

Igualmente, esa misma semana Reporteros Sin Fronteras publicó su ranking sobre la “Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015”, que ubica a Venezuela en la posición 137 de 180 países, bajando 21 puestos en libertad de prensa frente al año anterior.

Y es que la crisis de las libertades, los valores y la democracia siempre van de la mano de la crisis económica. Esta lamentable situación no afecta a las clases dirigentes, sino que las está padeciendo el pueblo, cuando Venezuela podría haber sido la Noruega de las Américas por sus riquezas naturales y energéticas, ya que este país cuenta con las mayores reservas de petróleo del mundo, las novenas reservas de gas natural, y ocupa el decimosexto lugar en yacimientos de oro. Solo algunos indicadores que muestran el efecto de las políticas chavistas:

  • El Banco Central de Venezuela informó que la inflación anual de 2014 registró un índice de 68,5 %, el marcador más alto del mundo, muy por encima de Irán (20 %) y Bielorrusia (16,9 %), dos de los socios más cercanos de la autodenominada revolución bolivariana (Fuente: El País).
  • Venezuela, el país con la inflación más alta del mundo resguardó su dinero en Suiza entre 2005 y 2007. De los 200 países incluidos en la lista Falciani, Venezuela es el tercer país con más fondos en las cuentas de la filial suiza del banco HSBC.
  • En cuanto al gasto público, como ejemplo, de enero a mayo de 2014, Venezuela gastó 50.380 millones de dólares, aproximadamente aumentó el gasto público el 79% con respecto al año anterior. (Fuente: Infobae).
  • Un nuevo estudio realizado en conjunto por tres importantes universidades venezolanas — la Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar — muestra que el 48,4 % de los hogares venezolanos se encuentra por debajo de la línea de pobreza en 2014, desde que el presidente Hugo Chávez asumiera el poder y el país se beneficiara de casi una década de aumento en los precios del petróleo.