Telemadrid frame 3

Podemos, un partido político español, que con una antigüedad de poco más de un año, ha irrumpido en el panorama de manera fuerte. Sólo unos datos para constatar su crecimiento:

  • Cuatro meses después de su fundación, lograron 1.245.948 votos y cinco escaños en el Parlamento Europeo.
  • Un año después, en el barómetro del CIS de enero de 2015, Podemos consolida su posición y logra desbancar al PSOE hasta colocarse como la segunda fuerza política en estimación de voto, por detrás del PP.

Precisamente, una de las herramientas, que ha encumbrado a Podemos, ha sido el uso de las redes sociales como herramienta de difusión y cercanía con los ciudadanos. No en vano, mientras que las cuentas oficiales de Twitter del Partido Popular y del Partido Socialista de España rondan los 200.000 seguidores, el perfil oficial de Podemos, duplica los seguidores superando el medio millón de seguidores. Este es tan solo un ejemplo de la importancia que han alcanzado los medios sociales, de cara a extender el mensaje de la formación de Pablo Iglesias.

España empieza a sacar la cabeza de la crisis, con una recuperación que gana velocidad, pero que aún no alcanza a los ciudadanos. Pero no existe una política diferente ni específica de las redes sociales. Lo que sucede en las redes sociales es la verbalización de lo que sucede en España, que también se refleja en la calle y en los medios de comunicación, Podemos ha sabido aglutinar de la crisis, el dolor de los que han sufrido con mayor dureza la crisis económica y el hastío a la clase política por la corrupción.

De esta forma, no es de extrañar que el fenómeno arrollador de Podemos esté viviendo su primera gran crisis con la serie de escándalos que se están destapando, entre ellos, el supuesto cobro por parte del cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, de más de 400.000 euros procedentes de Venezuela y países del ALBA por consultoría y cuyos impuestos no declaró. Ante este hecho que ha supuesto una decepción para muchos ciudadanos, y sus propios seguidores las redes sociales no se han mantenido al margen.

Precisamente, informativos de Telemadrid entrevistó a la socia de OstosSola, Gloria Ostos, con el objetivo de profundizar en estos cambios de percepción sobre Podemos. Porque desde sus propios seguidores, se está pidiendo la dimisión de las personas que están siendo cuestionadas. Ostos señaló que “durante estos días, hemos tenido los escándalos de Errejón, de Monedero, etc. Todos estos escándalos implican una respuesta por parte de la ciudadanía que se expresa en las redes. Se ha dado la vuelta en el sentido de que la gente expresa su frustración y su decepción ante estos hechos”.

Gloria Ostos incide también en que las redes sociales son otra herramienta más para acercarse a la gente. “Son la nueva ágora. No existe una política diferente ni específica de las redes sociales. Lo que sucede en ellas es la conversación de lo que sucede en el entorno, que también se refleja en la calle, en los medios de comunicación, etc.”, agregó.

En este enlace, podéis ver la noticia completa:
#Nopodéis, el efecto Podemos se desinfla en las redes