CERTAL

CERTAL (Centro de Estudios para el Desarrollo de las Telecomunicaciones y el Acceso a la Sociedad de la Información de América Latina) celebró su V Cumbre mundial, titulada “El Rol de las Telecomunicaciones y la Libertad de Expresión”, en la Cámara de Diputados de Italia, radicada en Roma, con la participación de más de medio centenar de congresistas, senadores y directivos de medios y agencias de comunicación, de 15 países de Europa y América Latina.

Durante la Cumbre, Gloria Ostos, socia de OstosSola, intervino refiriéndose a la participación ciudadana y la libertad de expresión, desde la óptica de los gobiernos y los ciudadanos, en la mesa “Derechos, deberes y garantías de los ciudadanos, a través de los medios de comunicación”.

CERTAL2

La consultora inició contextualizando el momento actual, en el que es manifiesto el auge y posicionamiento alcanzado por las redes sociales. De esta forma, destacó que la radio “necesitó 38 años para conseguir 50 millones de radioyentes; 13 años, le tomó a la televisión conseguir el mismo número de espectadores; pero, hoy día, Facebook consiguió, en tan solo 7 años, 500 millones de usuarios; y la información de Twitter ha superado a los diarios más importantes de Estados Unidos”. Ostos aseveró que las nuevas posibilidades de la Web 2.0 hacen que los políticos y gobernantes, ya no sólo deben establecer estrategias de comunicación, marketing y publicidad electoral en los medios de comunicación social para hacer llegar sus mensajes, sino que la tendencia es ir más allá: los políticos deben escuchar y avanzar para dar cauce a nuevas estrategias de participación ciudadana y deben aprovechar la inteligencia colectiva de los ciudadanos.

Ostos prosiguió explicando que la Ley de Transparencia española publicada es necesaria, pero no suficiente, ya que, además, hay que reclamar buen gobierno. Por eso, elogió la nueva norma ISO 18091:2014 sobre Gobiernos Municipales Confiables que tiene prevista la creación de Observatorios Ciudadanos dado que “no pueden existen gobiernos confiables, sin ciudadanos confiables”.