cumbrecompol
Antonio Sola, durante la conferencia de clausura de la última Cumbre Mundial de Comunicación Política celebrada en Colombia.

Fuente fotografía: @cumbre_2014

“La estrategia electoral es una ciencia, una profesión y, también, una técnica, táctica y operación”, así los señala el socio de OstosSola, Antonio Sola (en Twitter: @antoniosola_ ), quien ha elaborado el decálogo que debe cumplir un estratega de primera línea, una serie de 11 principios que hay que mantenener en equilibrio durante toda la campaña.

“Las campañas electorales son una vorágine, en las que se hace imprescindible la consciencia del estratega. Él debe mantener la perspectiva de la campaña y liderar los procesos y, por eso, ha de mantener la disciplina, decir no y tomar decisiones. Por todo ello, para que la estrategia triunfe, el candidato requiere un perfil muy determinado de estratega y, por eso, los prefieren cabrones”, señaló Sola.

  • EVITAR EL EXCESO DE DEMOCRACIA. Toda organización política, campaña o líder que quiera llegar al poder requiere la toma de decisiones verticales. No todas las decisiones pueden someterse a votación.
  • ADMINISTRAR EL CAOS. El caos es otro elemento más de la campaña y el estratega ha de conducirlo. La anarquía es mala consejera en una campaña.
  • MANTENER LA DISCIPLINA. Las tentaciones existen, nos llaman, pero hay que resistirse, porque tienen lo efímero en su esencia y el premio, si respetamos la estrategia, es mayor. “Esto es más difícil que mantener la dieta. el plan es el plan y hay que llevarlo a cabo”, agregó Sola.
  • FIDELIDAD. Lealtad al candidato y a la estrategia.
  • NEUTRALIZAR EGOS. La abuela y el bisabuelo no saben de estrategia. Tampoco el marido, la amante, el hijo, el tío y el perro del tío. El estratega debe y tiene que decir BASTA, ORDEN y DISCIPLINA.
  • NO. El Estratega tiene que aprender a decir sí y no.
  • NO TIENE AGENDA. La adaptabilidad a los imprevistos ha de estar en el ADN del estratega.
  • TÚ TRANQUILO, YO NERVIOSO. Cuando todos pierden la calma, el estratega mantiene la serenidad y la dirección del plan.
  • SUMA TALENTO CON LIDERAZGO PROPIO. La tarea NO es de UNO, es de UN CIENTO. El estratega no tiene que hacerlo todo él solo, pero sí debe liderarlo.
  • A ALGUIEN HAY QUE ECHARLE LA CULPA. Parafraseando al que fuera presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, se suele decir que las victorias tienen cientos de padres y que las derrotas son huérfanas… hasta que llegó el estratega.
  • CONFIDENCIALIDAD. Uno vale por lo que sabe hacer, pero también por lo que sabe que no tiene que contar.