emocion “Al analizar los datos de 40 diferentes corporaciones, el diferenciador encontrado entre las empresas estrellas y las que obtienen resultados medios es el nivel de inteligencia emocional versus intelecto puro y conocimientos”. Esta afirmación fue el leitmotiv del seminario ofrecido por la Cámara de Comercio de Madrid que, enmarcado en el título “Gestión de Emociones: el secreto del éxito en la Venta o Negociación”, tenía como objetivo enseñar a controlar las emociones de manera que se convirtieran en una ventaja competitiva en el día a día y, especialmente, en la aplicación en la estrategia de ventas.

“La transmisión de emociones es inherente al ser humano. Por ello, resulta importante aprender qué son y su respuesta fisiológica, así como desarrollar técnicas y estrategias para afrontar las diferentes situaciones del día a día”, agregó Gloria Ostos, socia de OstosSola, que participó en este seminario.