Reproducción de la noticia publicada por Yamil Mahmud, especial para giraBSAS.com, el martes, 12 de mayo de 2015

Girabs

PDF de la noticia íntegra: “Los lider…ideologías” – Gira BsAs

El estratega español, conferencista del encuentro en el Hotel Panamericano, se presentará el jueves 14 para aportar su polémico punto de vista sobre las llamadas “campañas de contraste”

Concertar un encuentro con Antonio Sola puede convertirse en una tarea ardua. A diferencia de una de las frases más celebres de John Lennon, que reza “La vida es aquello que te pasa mientras estas ocupado haciendo otros planes”, la máxima de Sola podría resumirse de la siguiente manera: “La vida es aquello que te pasa mientras estás arriba de un avión”. O en un Aeropuerto, claro. La espera y la persistencia, y la excelente predisposición del entrevistado, finalmente dan sus frutos.

Aunque en el mundo de la consultoría política, Sola no requiera de presentaciones, resulta imprescindible resumir, en pocas líneas, su trayectoria. Hace quince años se inició en la estrategia y la consultoría política y empresarial. Es experto en gestión de campañas políticas y electorales, y participó en numerosos procesos electorales nacionales, autonómicos y municipales en toda Iberoamérica. En 2006, fue uno el consultor principal que llevó a Felipe Calderón a la presidencia de México. En 2011 asesoró a Michel Martelly, triunfador en Haití, y a Otto Pérez Molina, ganador en Guatemala. En 2014 fue contratado por Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, quien logró una remontada épica que le permitió ser reelegido al derrotar a Iván Zuluaga, “delfín” de Alvaro Uribe y ganador de la primera vuelta de aquellos comicios presidenciales.

Su costado docente también es fecundo: imparte clases en la Universidad George Washington (Estados Unidos), en la Fudan University (China), en la Universidad de Navarra, en la Universidad Pontificia de Salamanca y también en el Instituto de Empresa (IE) y en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset.

Su conferencia del jueves 14 en el Congreso Internacional de Comunicación Política de Buenos Aires, si bien se titulará “Ganó la Paz. Colombia 2014”, puede considerarse una potente síntesis de su carrera profesional: “Hablaré de la campaña de Colombia, pero también de la de Haití y de la de México. Lo haré desde un claro planteamiento de porqué las peleas electorales no se terminan hasta que finalmente se terminan, hasta el propio día de la votación”, adelanta.

“Muchas veces los analistas, de muchos países, y también en las empresas, aventuran lo que pueden ser los resultados de la economía, queriendo darle cierto grado de previsibilidad. Pero como suele suceder, los economistas no le aciertan y en términos electorales muchos analistas tampoco. Porque cada vez las campañas son más cerradas y también lo son en términos de previsibilidad. Los dictámenes son el día de la votación y erróneamente los planteamientos de muchas campañas son darlas por cerradas con cierto grado de anticipación. Aquí en la Argentina, en la actual coyuntura, parece claro. Es un enfoque que yo no realicé en mis conferencias hasta ahora y en el cual tengo muchas ganas de adentrarme en esta dinámica de reflexión”, asegura el español.

Fanático del fútbol, ejemplifica a través de ese deporte: “Se trata de reducir al mínimo el margen de error de una campañao. Así como en el fútbol un partido no concluye hasta que finalmente el árbitro aporta el pitido final, en una campaña sucede lo mismo. Cada elemento debe estar ordenado hasta el último día. Funcionando, trabajando y traccionando con el voto, para que el día de la elección esos resultados se reflejen. Es un factor clave en campañas cerradas. Y al cual no se le presta debida atención”.

Campañas de contraste: una vieja polémica

Antonio Sola es un claro promotor de las llamadas “campañas de contraste” (se basan en la comparación cualitativa con los candidatos opositores). Y ha recibido también muchas críticas de sus adversarios, quienes, incluso, lo han acusado de montar campañas sucias. Sola no se defiende ni se inmuta ante los agravios, pero sí aclara: “Gran parte de mi filosofía, dentro de la consultoría política, es utilizar las campañas de contraste como un elemento que permite básicamente dos cosas. Por un lado, profundizar el nivel de democracia en los países: a pesar de que muchos digan lo contrario, yo creo que este tipo de campaña construye más democracia y capacita mejor a la ciudadanía para decidir por un juicio propio. En segundo lugar, la campaña de contraste permite dividir con argumentos, con diálogo, lo que realmente está sucediendo en la campaña electoral”.

Colombia, uno de los cetros que Sola exhibe con mayor orgullo, se constituyó como un ejemplo taxativo en términos de contraste: “Allí efectuamos una campaña muy buena. La primera vuelta la perdimos, la segunda vuelta la ganamos. El hecho de contrastar al contendiente de Juan Manuel Santos al cabo de la primera parte del proceso electoral dio un gran resultado en la elección. Las encuestas previas de aquellos días lo demuestran. Los resultados de argumentos sostenidos y reales fueron tomados a cuenta por los votantes el día de la elección”, asegura.

“La Abuela Mecha” es el título de una pieza audiovisual que surgió en las redes sociales los días previos al triunfo de Santos en Colombia y que se hizo rápidamente viral, arrancando risas y reflexiones de parte del electorado. En pocas palabras, una abuela explica, en un mercado y en forma muy poca ortodoxa, casi al límite con la caricatura, por qué votará por Santos y no por Zuluaga, su contrincante.

Si bien no puede preverse su impacto final en el resultado electoral, lo cierto es que este material alcanzó millones de reproducciones y llegó a los medios tradicionales. En este sentido, Sola advierte que saber aprovechar este tipo de fenómenos, que surgen en forma azarosa dentro de un proceso, es fundamental también. “Capitalizar acciones espontáneas de este tipo es central, es oportuno. Y eso hicimos. El presidente se acercó a esa señora, habló con ella y, evidentemente, se logró un efecto que quintuplicó los esfuerzos de comunicación que estábamos haciendo, porque rápidamente se incrustó como eje de la campaña. Aquel material pasó de las redes al mundo de los medios tradicionales, que es el mejor de los escenarios. Y allí demostramos una comunicación compacta a todo nivel, que nos hizo muy potentes en aquella contienda”, explica el consultor.

El giro europeo y la izquierda en América Latina

Fuerte observador de los procesos políticos globales, Sola dedica el tramo final a reflejar lo que, entiende, está ocurriendo a un lado y al otro del atlántico: “En Europa se está evidenciando un giro político, esto es evidente. A la centroizquierda, en el caso de Grecia, con Alexis Tsipras, o en el caso de España con Podemos. Pero también giros moderados que se dan dentro de espacios de derecha, como el de Marine Le Pen, en Francia (hija del líder de extrema derecha, Jean-Marie Le Pen). Pero en general se trata de ejemplos mucho más moderados que los de izquierda aquí en América Latina”, reflexiona Sola.

Sin embargo, advierte una conducta oscilante dentro del electorado en los dos continentes: “Hay un péndulo que en América Latina se va hacia la derecha y que en Europa, sobre todo en la Mediterránea, se va a la izquierda. Pero hay un tema más importante que rebasa la lógica de las ideologías, y es algo de lo que vengo hablando desde hace dos años y que tiene que ver con las personas: hoy tiene más peso específico la capacidad de los liderazgos personales que la potencia de las ideologías. A las personas luego se les puede añadir una ideología. Pero están siendo muy valoradas figuras con una performance muy fuerte en la lógica mediática, de un lado y del otro del mundo. El caso de Pablo Iglesias con Podemos es claro. Es un tipo que se convierte en una estrella en la lógica de la televisión y luego se encaja en un movimiento ideológico afín al chavismo. Pero que emerge de una lógica mediática”.

Yamil Mahmud (especial para giraBSAS.com)

Martes 12 de Mayo de 2015